Parir con amor, parir sin miedo

Desde la antigüedad se nos ha transmitido que el parto (parir) duele y de que poder elegir deberíamos optar por tener un parto sin dolor, pero muy poco se nos ha dicho de lo poderosas que somos las mujeres.

Parir a un hijo de forma natural es una de las experiencias de vida que cambia la forma de sentir de las mujeres, es un acto que transciende entre la madre y en el bebe y su desarrollo, la manera en que se vive puede dejar una huella muy empoderante y positiva o bien, una experiencia dolorosa y que no se quiere repetir. Durante años se ha transmitido mucha información que hace que la mujer tenga miedo del momento del parto y que la hace desear ser rescatada del mismo y evitar el dolor que éste causa. Pero afortunadamente, existe también información positiva de la experiencia del parto natural que hace que algunas mujeres  quieran “vivir  y ser protagonistas” de esa experiencia y  esa corriente se le llama parto humanizado o parto respetado.

La realidad es que el parto es un evento fisiológico, natural e involuntario que pertenece a la esfera de la sexualidad femenina y en el que poco y nada deberíamos intervenir para que pueda desarrollarse de manera que la mujer se sienta participe de su proceso y en control del mismo y no solo un medio para que su bebe nazca en manos de terceros que controlan la experiencia.

Sandra

 

Parto humanizado

Parir con Amor

El parto humanizado acuna dimensiones físicas y emocionales y respeta el rol de la madre como protagonista de su experiencia, quien sabe cómo dar a luz confiando en su instinto e intuición y sus propio ritmo, el objetivo: un parto suave en el que el bebe que nace también es protagonista de su propio nacimiento en un ambiente de amor.

En la elección de una experiencia de parto humanizado existen diferentes técnicas no médicas, ni farmacológicas que ayudan a dar comodidad a  la mujer durante el mismo, técnicas que sugieren diferentes secuencias  de respiración, posturas y movimientos corporales que facilitan la mecánica del parto, uso de recursos externos como calor o frio, masajes , aromaterapia, música, para atravesar por la experiencia de marera que los sentidos se enfoquen no en el dolor sino en elementos que nos lleven a sentirnos mejor durante el proceso.

Lo más importante es la elección de una experiencia de parto es la confianza y la seguridad que tenga  la mama  para vivir este proceso, existe siempre la posibilidad de tomar un curso de preparación  durante el embarazo para disipar dudas y para tener herramientas que las lleven a tomar decisiones informadas y consientes al momento del nacimiento de su bebe.

Estar Conscientes

Es muy importante estar conscientes de que:

  • El parto es un evento normal, natural y saludable.
  • La experiencia del parto afecta profundamente a la mujer y a su familia.
  • La sabiduría Interior de la mujer la conduce a través del parto.
  • La confianza y capacidad de la mujer puede verse incrementada por la persona que la acompaña y la cuida y por el lugar en que llegue a parir.
  • La mujer tiene derecho a a parir libremente sin intervenciones medicas de rutina.
  • El parto puede llevarse a cabo de manera segura en los hogares, maternidades u hospitales.
  • La educación paras el parto le permite a la mujer tomar decisiones informadas en cuanto a cuidados para la salud, asumir la responsabilidad de “estar a cargo” de su bienestar y del bebe y en confiar en su sabiduría interior.

Practicas que promueven el parto natural y humanizado:

  • Dejar que el parto inicie de manera espontanea, cuando de manera natural el bebe y el cuerpo de la mama se coordinen para iniciar el momento, sin acudir a instrucciones artificiales que puedan ser razón de ciertas complicaciones.
  • Dejar que la mujer se mueva libremente durante el trabajo d parto, que cambie de postura y que permita que la gravedad le ayude con el descenso del bebe buscando estar en posiciones verticales.
  • Estar acompañada durante el nacimiento de su bebe, de una persona de total confianza de la mamama, puede ser la pareja o un familiar o amigo cercano y/o una Doula, está comprobado que el parto acompañado resulta más fácil y corto porque las mujeres se sientes seguras y apoyadas.
  • Seguir las sensaciones de pujo que dicta el cuerpo al momento del nacimiento, tratando de estar en postura lo más vertical posible, esto sin seguir ritmos o instrucciones de terceros que están  en el parto , sino solo el deseo de la mujer con la intensidad y la frecuencia que lo sienta , lo cual le evitara el dolor , estrés y complicaciones como desgarros en el periné  o hemorragias  y la hará sentir el descenso en el canal del parto.
  • Estar en un ambiente tranquilo, que inspire intimidad y confianza, en condiciones de poca luz, poco o nada de ruido, sin interrupciones, ni acceso a extraños para que la mujer logre relajarse  y desinhibirse.
  • Estar con el bebe sin interrupciones la hora siguiente al nacimiento y pedir el alojamiento conjunto todo el tiempo  para conocer al bebe, para que el bebe se sienta seguro y contenido y para que ambos tengan un inicio de lactancia exitosa, para que se reconozcan e inicien un Apego seguro.
  • Escuchar nuestra voz interior para entender las necesidades de nuestro bebe y de nuestro cuerpo.
Compártelo con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *