¿Te siente estreñida después de ovular? ¿Los episodios de diarrea parecen surgir de la nada durante tu período?

Cuando hablamos sobre los cambios psicológicos y fisiológicos que experimenta una mujer dentro de cada fase de su ciclo, hay un área que tiende a pasarse por alto, y es nuestra digestión!

El ciclo menstrual de una mujer tiene un efecto muy directo y predecible en su sistema digestivo, y si comprendes lo que está sucediendo, podrás tomar medidas para mitigar cualquier problema digestivo frustrante que pueda surgir.

Cuando los intestinos se mueven menos de la cuenta…

La hormona progesterona es la principal causante de los cambios en nuestra digestión cada mes. Una de las funciones clave de la progesterona es estimular el crecimiento del revestimiento uterino y así prepararlo para la implantación de un óvulo fertilizado, por lo que nuestros niveles de progesterona están en su punto más alto en la fase lútea de tu ciclo, directamente después de la ovulación.

Es durante esta fase que muchas mujeres experimentan estreñimiento. Entonces, ¿qué está pasando aquí?

Una de las propiedades de la progesterona es que es un relajante muscular. De hecho, comúnmente se administra a mujeres embarazadas para retrasar un parto prematuro porque sus efectos relajantes son tan efectivos que pueden reducir las contracciones uterinas. Es este efecto relajante que nos puede hacer sentir un poco atascadas…

Estreñimiento y tu ciclo menstrual

El intestino mueve las heces y los desechos a través de un proceso conocido como peristalsis, donde los músculos del intestino se contraen y relajan con movimientos ondulantes para hacer descender los desechos digestivos.

Cuando hay más progesterona en nuestros cuerpos, el efecto relajante que esta hormona tiene sobre los músculos hace que sea más difícil que el intestino se contraiga, y por ende sea más complicado mover las heces…

Esto es completamente natural, y a medida que los niveles de progesterona caen previo a tu período, tu estreñimiento debe desaparecer. Sin embargo, ahora que sabes lo que está pasando, ¡puedes ser proactiva y hacer algo al respecto!

Aquí hay algunos consejos para aliviar el estreñimiento durante la fase lútea:

Magnesio

Si hubiera un mineral que yo recomendaría a las mujeres, sería el magnesio. Juega un papel en más de 300 reacciones enzimáticas en el cuerpo, sobre el estreñimiento, los calambres e incluso en el síndrome premenstrual. El glicinato de magnesio es la forma más fácil de absorción de magnesio, que evitará la diarrea, recomendándose una administración de 400-800mg por día. Sin embargo también se puede consumir como citrato de magnesio, aunque no se absorbe tan bien, pero sigue siendo sorprendente sus efectos, sobre el estreñimiento e incluso para los calambres y dolores premenstruales. Si toma más de 350 mg de citrato puede experimentar diarrea, así que simplemente experimenta y ve lo que funciona para ti.

Elimina el azúcar refinado y el gluten

Honestamente, esto es magia, eliminar el azúcar y el gluten literalmente conlleva a erradicar cualquier posibilidad de padecer estreñimiento. Que otros beneficios podrás encontrar? Si tienes dolores menstruales, ¡te puedo garantizar que verás una mejora masiva en esto también!

Ingresa más fibra a su dieta

Sabemos que la fibra es importante, sin embargo, pocos de nosotros la consumimos de manera regular y en las cantidades adecuadas, así que tengo que hablarlo. La fibra es un laxante que promueve la salud del colon, pero la fibra necesita agua para funcionar, por lo que debes aumentar la ingesta de agua al mismo tiempo. Ahora puedes agregar una cucharada de chia o semillas de lino molidas en tu batido. O puede probar más opciones en el mercado.

Cuando los intestinos se mueven más de la cuenta…

La progesterona también juega un papel en la diarrea que muchas mujeres experimentan durante su período, aunque sea de forma indirecta.

Justo antes de nuestro período, los niveles de progesterona disminuyen drásticamente y el revestimiento del útero se desprende. Este proceso libera lípidos similares a las hormonas llamados prostaglandinas, que estimulan las contracciones musculares en el útero. Si se liberan demasiadas de estas prostaglandinas, pueden diseminarse desde el útero a otros órganos, incluido el cerebro, lo que causa las migrañas menstruales.

Debido a su proximidad cercana al útero, el intestino es uno de los primeros órganos afectados por exceso de prostaglandinas. Una vez que se infiltran en el intestino, su efecto es el mismo que en el útero. Contraen los músculos de la pared intestinal provocando de manera más intensa y recurrente el movimiento de peristalsis.

¡Todas hemos pasado alguna vez por esto! Y es completamente normal y se pasará una vez que las prostaglandinas estén fuera de tu sistema y tu período haya terminado. Pero si hay formas en que podemos evitar estos momentos de “uh oh”, entonces creo que estaríamos de acuerdo en que, natural o no, preferiríamos vivir sin ellos. Estos son algunos consejos para reducir los niveles de prostaglandinas y limitar sus efectos en el sistema digestivo.

Las prostaglandinas son agentes proinflamatorios, por lo que la mejor manera de limitar su impacto es agregar más alimentos antiinflamatorios a tu dieta. Aquí algunas sugerencias:

Curcumina

Curcumina (un ingrediente poderoso en la cúrcuma) - Recomiendo hacer una pasta de cúrcuma y comerla todos los días. ¡Encontrarás muchas recetas en línea y puedes agregarlas a comidas, sopas y batidos!

Ácidos grasos Omega-3

Ácidos grasos Omega-3, especialmente los pescados grasos como el salmón silvestre y las sardinas.

Resveratrol

Resveratrol: piensa en las uvas rojas, y en los arándanos.

Flavonoides / Fenólicos

Flavonoides / Fenólicos: se encuentran en prácticamente todas las frutas y verduras. El té verde también es una gran fuente de flavonoides.

¡Los problemas digestivos relacionados con mi período solían ser frustrantes y dolorosos! ¡Pero saber  por qué suceden y cuándo es más probable que ocurran cambió mi vida!

Para obtener una idea clara de sus propios cambios digestivos específicos a lo largo de tu ciclo, recomiendo que realice seguimiento a sus deposiciones con la escala de Bristol y la relacione con el momento de su periodo, así podrá ver patrones y tomar carta en el asunto

¡Quiero saber de ti!

¿Fue útil esta publicación para ti? 

Su tarea esta semana es compartir esta publicación en las redes sociales o con cualquier mujer que pueda necesitar esta información. 

Compartir botones a continuación

Fuente (Video: https://www.youtube.com/watch?v=Ujr0UAbyPS4)

Compártelo con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
22Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *